3 problemas comunes del aire acondicionado

 en Aire Acondicionado

Con el paso del tiempo, es posible que nuestro aire acondicionado ya no funcione de una forma eficaz. Es algo natural, como puede suceder con otros electrodomésticos del hogar. Ahora bien, ¿cómo saber qué cuál es la avería? Y lo más importante, ¿cómo solucionarlo?

En este post, os queremos hablar de todo ello. Es decir, de las averías más comunes de nuestro aire acondicionado, fruto de nuestra experiencia de más de 30 años.

Si notas alguno de estos problemas y necesitas una empresa especializada en mantenimiento de aire acondicionado, consulta con nosotros y nuestros profesionales se encargarán de ello a la máxima brevedad posible.

Problemas y averías típicas del aire acondicionado

A continuación, vamos a repasar los problemas típicos que puede tener el aire acondicionado, a qué se debe y cómo lo podemos solucionar.

No emite Frío

Uno de los principales problemas que puede tener un aire acondicionado es que no cumpla con su función: refrescar el aire. La causa de este problema puede deberse a problemas de mantenimiento, así como a una posible avería.

Una de as causas mas comunes por las que un aire acondicionado no enfría reside en que los filtros del aparato están sucios, hasta el punto de que no se permite renovar el aire. Se trata, pues, de una simple labor de mantenimiento que, en caso de prolongarse, puede derivar en averías reales del equipo, como la congelación de la unidad interior. Por eso, es recomendable realizar una limpieza de los filtros una vez al año, como mínimo.

Otro problema, de fácil solución, se encuentra en que los intercambiadores, tanto internos como externos, estén sucios. De la misma manera, el problema podría estar en los ventiladores, ya sea porque están sucios o porque un objeto lo esté bloqueando, como podría suceder con un ventilador externo.

Si se trata de una avería y no de falta de mantenimiento del equipo, el problema podría ser una fuga de gas. Para solucionarlo, es necesario encontrarla, ya que puede ser en la instalación frigorífica o en ventiladores.

Si necesitas más información sobre este tema, revisa nuestro post donde vemos por qué no enfría el aire acondicionado.

Mal Olor

Por norma general, utilizamos el aire acondicionado solo en los meses más calurosos o en olas de calor que puedan considerarse excepcionales. Pues bien, esto suele causar, entre otras molestias, mal olor que emite el aire acondicionado. ¿Por qué? La razón es muy sencilla, el aire acondicionado, al estar apagado la mayoría del tiempo, suele dejar algo de agua acumulada.

Como consecuencia, se forma moho, con el paso de las semanas y meses de inactividad del aparato. A la hora de volver a encender el aire acondicionado, es cuando notamos este problema. Junto a la humedad, la propia suciedad en el interior del aparato puede ayudar a que se genere este mal olor, pudiéndose acumular en diferentes compartimentos del aire acondicionado, como son el intercambiador, el ventilador o los filtros.

Para evitar este problema, los nuevos aires acondicionados tienen componentes muy útiles, como los filtros de plasma, para evitar la acumulación de bacterias. Si el equipo no es tan nuevo, se pueden tomar medidas para secarlo.

¿Y cómo hacerlo? Pues bien, una de las maneras es que, una vez finalice la temporada de verano, utilizar el modo ventilación del aparato, durante varias horas. También se puede incluso utilizar en modo calor, para que así se seque por completo.

El mal olor se puede deber también a otras causas. Así, el desagüe del aparato puede estar conectado con el de la vivienda, por lo que al aire que emite el aire acondicionado procede de las humedades provenientes del desagüe de la propia vivienda.

Esto es un error de la instalación y se puede solventar de diferentes maneras, como colocar una llave de paso en el desagüe, cambiar la orientación del propio desagüe o hacer un sifón, entre otras muchas soluciones.

Demasiado Ruido

Otro síntoma que puede indicar que algo no va bien con nuestro aire acondicionado es el ruido que genera. Con el paso del tiempo, es natural que el equipo empiece a generar ruidos, ¡y puede deberse a diferentes cuestiones!

En algunos casos, puede deberse a que le falta gas a la instalación, lo que hace que el equipo genere un sobreesfuerzo, traduciéndose en los consiguientes ruidos. Otro motivo reside en que algún objeto obstruya el motor.

De la misma manera, puede que haya vibraciones producidas por el desgaste interno del compresor o por la falta de lubricación de los ventiladores. Podríamos subrayar otros problemas que pueden generar este ruido, como por ejemplo desajustes en el motor de ventilador interior. En la mayoría de casos, la solución esta en contactar con un especialista que revise el equipo.

Si tienes algunos de estos problemas, no dudes en ponerte en contacto con profesionales cualificados, ¡ellos te darán la mejor solución!

Entradas recientes

Deja un Comentario

once − 1 =

Contáctanos

Puedes enviarnos un email y te responderemos lo más rápido posible.

aire acondicionado no enfriapotencia aire acondicionado