¿Por qué mi aire acondicionado no enfría?

 en Aire Acondicionado

Un aire acondicionado es un elemento indispensable para nuestro bienestar. ¡Ya lo hemos visto con la última ola de calor! Esperamos que no os haya sucedido, pero puede que durante estos días vuestro aire acondicionado no haya funcionado bien. ¡Siempre falla cuando más se necesita!

“¿Por qué mi aire acondicionado no enfría?”, es lo que muchas personas nos preguntan cuando tenemos que ir a revisar sus equipos.

En este post, os vamos a hablar de los principales problemas que puede tener el aire acondicionado para no enfriar de manera adecuada. Con más de 30 años de experiencia, os recordamos que si tienes algún problema con tu aire acondicionado, puedes contactar con nosotros.

Razones por las que un equipo de aire acondicionado no enfría

Ahora, vamos a ver algunas de las razones que pueden hacer que nuestro aire acondicionado no funcione de manera correcta y, por lo tanto, ver cómo se puede solucionar.

razones aire acondicionado no enfria

Limpieza de Los Filtros del Aire Acondicionado

Es curioso. Es una de las cuestiones más sencillas de solucionar y la más habitual cuando el aire acondicionado no enfría de forma adecuada. Hablamos de los filtros, los cuales se encargan de retener el polvo para que el aire que salga esté limpio al renovarse, dentro del intercambio entre la unidad interior y exterior. Obviamente, este polvo se queda almacenado en el filtro, haciendo que no salga el aire.

Más aún, muchas veces el equipo del aire acondicionado se ve forzado “a trabajar” más para sacar el aire, por lo que no solo no saldrá frío, si no que la máquina consumirá más. En caso de que esto suceda durante un tiempo prolongado, puede reducir drásticamente la vida útil del aparato, al congelar la unidad interior.

Es una pena que esto sucediera porque es una tontería. De hecho, si tienes un aire acondicionado por Split, tú mismo puedes desmontarlo limpiarlo con agua y jabón. Sin embargo, en el aire acondicionado por conductos, es bastante probable que necesites la ayuda de un profesional. Se recomienda limpiarlos o cambiarlos cada seis meses, como máximo.

Suciedad en el intercambiador interior y exterior

Junto a los filtros, otro de los problemas más comunes por lo que el aire acondicionado no enfría reside en la suciedad acumulada en el intercambiador del equipo, el cual se encuentra en la antesala de los filtros. En este sentido, independientemente del tipo de aire acondicionado que sea, existen dos intercambiadores: uno interno y otro externo.

Las consecuencias de tener los intercambiadores sucios son similares a las que tenemos si no limpiamos los filtros. Se tapona el intercambiador, impidiendo el paso del aire hacia el exterior, por lo que evidentemente no enfriará. Por lo tanto, le costará más trabajar al equipo, pudiendo incluso congelarse la unidad interior al no dar salida al aire frío.

También hay que considerar que si el intercambiador exterior está sucio, no permite la salida de calor al exterior, aumentando la presión de la máquina. En el peor de los casos, la vida útil del equipo se puede reducir notablemente, si no se ponen las medidas pertinentes.

En este sentido, es necesario utilizar un cepillo de cerdas blandas para limpiar los intercambiadores, siempre con el equipo apagado, y teniendo cuidado de no dañarlo.

Fuga de gas

Por norma general, no debería de ser un problema muy generalizado, puesto que con la instalación adecuada no debería de haber fugas de gas. Sin embargo, es algo que nos hemos encontrado en muchas más ocasiones de lo que cabría esperar y hay veces que simplemente se da por sentado que la solución es recargar la máquina, ¡todo un error!

En este sentido, si se ha perdido gas en una de estas fugas, hay que recargarlo, claro está, ¡pero también hay que encontrar por donde se nos escapa! Sin gas, la máquina no puede funcionar de forma correcta.

Para solucionarlo, hay que ver en qué parte del aire acondicionado se encuentra, si es dentro de la instalación frigorífica o si es en los ventiladores, tanto externos, como internos. En el primero de los casos, la fuga de gas se suele deber a equipos nuevos mal instalados y en partes como las conexiones o tuberías. En el caso de los ventiladores, en equipos con más años.

Estado de los ventiladores

Además de los problemas con las fugas de gas, los ventiladores pueden funcionar peor y por eso enfriar menos el aire acondicionado, debido a la suciedad acumulada. Sobre todo en los equipos de aire acondicionado de solo frío, el ventilador interior puede dar algún problema.

En el caso del ventilador externo, puede que una de las razones por las que el aire acondicionado no enfría es que esté bloqueado, debido a la obstrucción de un objeto.

Condensador de arranque

Otro de los motivos por los que hacen que el aire condicionado no funcione correctamente es que los condensadores no consigan darle la corriente a los motores, ya sea al de los dos ventiladores al compresor.

Para poder comprobarlo, es necesario enchufar el aire acondicionado y esperar durante unos minutos, estando atento a diferentes escenarios. Uno de ellos es que no arranque ninguno de los elementos. Por otro lado, puede que arranquen los ventiladores y giren, mientras que el compresor no se active. Lo notarás porque hace un ruido más fuerte.

Por último, podría suceder que el compresor sí arranque, notándose el ruido descrito anteriormente, pero que no lo haga el ventilador. Lo comprobaremos si la máquina hace ruido, pero el ventilador no gira.

Como podéis comprobar, puede haber numerosos motivos por los que el aire acondicionado no funcione y no enfríe como es debido. Si necesitáis ayuda con el mantenimiento de tu aire acondicionado, ¡ponte en contacto con nosotros!

Entradas recientes

Deja un Comentario

tres × cuatro =

Contáctanos

Puedes enviarnos un email y te responderemos lo más rápido posible.

ahorro aire acondicionado verano