Caldera con Acumulador: qué es y Ventajas

 en calefacción

Seguramente te ha sucedido que cuando te bañas y cierras el grifo para volverlo a abrir debas esperar algunos minutos que el agua comience a salir caliente lo que, además de perder tiempo y causar molestias, también contribuye a la pérdida innecesaria del agua.

O, por otro lado, te estás duchando y te enteras de que alguien más abrió otro grifo porque el agua te comienza a salir helada o incluso se disminuye. Son algunas de las situaciones que comúnmente se presentan.

Si estás buscando la manera de evitar justamente esto y proporcionar mayor bienestar en tu hogar, es imprescindible que conozcas todos los beneficios que una caldera con acumulador puede proporcionarte a ti y a tu familia.

Por cierto, en JMM contamos con una amplia experiencia en la instalación de calderas. Si estás pensando en renovar tu vieja caldera por una mucho más eficiente, ¡consúltanos!

Qué es una Caldera con Acumulador

Una caldera con acumulador cuenta con un sistema caracterizado por suministrar agua caliente a una temperatura constante de manera instantánea. Su acumulador funciona como depósito o tanque de agua caliente, con el fin de almacenar agua a una temperatura establecida, lo que proporciona bienestar y confort a usuarios en sus hogares, sobre todo en los meses fríos del año.

Su funcionamiento consiste en que el acumulador almacena agua caliente para posteriormente suministrar a la instalación sanitaria o calefacción. Es decir, almacena el agua a una temperatura programada por medio de la energía obtenida de la caldera.

Con ello, se puede disponer de mayor cantidad de agua caliente almacenada para momentos puntuales, donde la demanda supera la media diaria por hora.

Una característica imprescindible de este sistema de suministro de agua caliente es que la temperatura de agua se mantendrá, sin importar que abran otras llaves conectadas al acumulador.

Es importante destacar que existen diferentes maneras de que este tipo de calderas reciban energía, hay algunas que la reciben por medio de la combustión de gasoil, gas natural, biomasa, butano o propano.

Ventajas de una Caldera con Acumulador

Existen diferentes tipos de caldera con acumulador, por lo cual, sus ventajas así como sus desventajas se encuentran ligadas directamente con la caldera y acumulador a elegir.

Algunas de las ventajas generales de disponer de este sistema de agua caliente en tu hogar son las siguientes.

Ahorro de Energía

Una caldera con acumulador, sin duda alguna, contribuye al cuidado del medioambiente, puesto que ahorrarás energía. Estas calderas disponen de la opción bastante factible de programar la hora en la que quieres mantener o no caliente el depósito.

Además, calentar agua por medio de la energía generada de la misma caldera supone un menos consumo de energía eléctrica lo que, a su vez, reduce las facturas de la electricidad, siendo un aspecto positivo para tu bolsillo.

Además, este tipo de sistema acumula el agua caliente, por lo que no es necesario encender y apagar constantemente la caldera, para ahorrar energía. Por otra parte, también disminuyen el consumo de agua, al no tener que esperar tanto tiempo para que el agua caliente empiece a salir.

Abastecimiento de Varios Grifos

Esta es una de las ventajas más importante. Resulta bastante común que cuando nos estamos bañando empiece a salir agua fría porque alguien abrió otro grifo y esto, es sin duda, es una experiencia desagradable.

La caldera con acumulador permite que exista abastecimiento de varios grifos conectados al mismo calentador y sin verse afectada la temperatura del agua.

Así que si deseas disfrutar de un espumoso y relajante baño sin interrupciones, una caldera con acumulador te resulta una opción ideal para ti y tu familia.

Cuando existe un acumulador instalado en la caldera, se evita que la temperatura del agua cambie constantemente. Por el contrario, ésta se mantiene a una temperatura constante.

Diferentes Capacidades

Existen acumuladores de diferentes capacidades para que, sin importar el consumo de agua que generes, siempre dispongas de agua caliente. Hablamos de una ventaja importante para las familias numerosas o para centros donde se hospeda una gran cantidad de personas.

Entre otras ventajas, es importante mencionar que la caldera con acumulador es un sistema óptimo, debido a que permite calentar grandes cantidades de agua con un consumo eléctrico bajo.

Además, ofrece la posibilidad de adaptarla al uso de energía solar, a fin de que el agua se caliente cuando los rayos solares estén activos y se acumula hasta el momento en el que se implique utilizarla.

Como puedes ver, las calderas con acumulador tienen múltiples ventajas que hacen de su instalación una de las mejores opciones que hay en el mercado.

Entradas recientes

Deja un Comentario

diecinueve − 7 =

Contáctanos

Puedes enviarnos un email y te responderemos lo más rápido posible.

cuando cambiar caldera