Cómo purgar los radiadores, paso a paso

 en calefacción

Ya se podría decir que hemos entrado en invierno, aunque no de manera literal. Desde hace unas semanas ya hace bastante frío. El suficiente para que hayamos comenzado a utilizar la calefacción, ¿verdad?

Si estos días has enchufado la calefacción y has notado que los radiadores no calientan lo que debieran, es probable que sea porque hay aire dentro de los mismos, haciendo que el agua que calienta el radiador circule con menor fluidez. Lo notarás rápidamente si la parte superior del radiador está fría y la inferior caliente, ya que el aire tiende a subir. ¿Y cómo solucionar este problema? Pues muy fácil, purgando los radiadores.

Por norma general, lo habitual es purgar los radiadores antes de comenzar a utilizar la calefacción, en el mes de octubre. Algo que se suele hacer, de manera preventiva, todos los años.

Eso sí, cabe recordar que el purgado no es necesario en todos los radiadores. Por ejemplo, en aquellos que tienen válvula automática, tienen un sistema de autopurgado que se encarga de expulsar el aire sin necesidad de que intervengamos.

Pasos para purgar los radiadores

pasos purgar radiador

Desde JMM, os queremos enseñar cómo se purgan los radiadores. Puede que, si nunca lo habías hecho antes, te resulte un poco lioso, pero ya verás como enseguida le coges el tranquilo.

1. Comprueba si es necesario purgar

comprobar radiador necesita purga

En primer lugar, tenemos que ver si es necesario hacerlo o no. Ya os hemos comentado que una de las maneras de comprobarlo es si, al calentarse el radiador, no lo hace de forma homogénea y la parte superior se queda fría. Es probable que también tenga aire si escuchas ruidos, como gorgoteos, al enchufar la calefacción.

2. Asegúrate de que los radiadores estén fríos

Antes de comenzara a purgar los radiadores, es necesario tener la calefacción apagada y que estén totalmente fríos. De esta manera, no hay movimiento de agua en el circuito de calefacción, por lo que es mucho más fácil eliminar el aire que está dificultando su tránsito. Además, si purgas el radiador estando caliente, es posible que te quemes con el agua saliente, ¡tenlo en cuenta!

3. Comienza por el radiador más cercano a la caldera

Una vez tenemos los radiadores fríos, tenemos que fijarnos en el sentido del flujo de agua que procede de la caldera. Es fácil saberlo porque todos nos damos cuenta de cuál es el primer radiador que se empieza a calentar cuando enchufamos la calefacción. Si no, el técnico de la caldera te lo puede explicar cuando haga la revisión pertinente.

De esta manera, comenzaremos a purgar por el primer radiador que recibe el flujo de agua caliente para empezar a eliminar el aire sobrante en el sentido de dicho flujo, purgando de forma más eficaz todo el circuito.

4. Purgado del Radiador

Ahora es cuando comienza el trabajo del purgado, por eso, os vamos a especificar cómo hay que purgar cada uno de los radiadores.

abrir llave radiador purgar

Colocar un vaso o recipiente debajo de la lleve

Primero, colocamos un vaso o recipiente debajo de la llave, con el objetivo de que cuando salga el agua, no se moje el suelo.

Girar la llave

Dependiendo del radiador que tengamos, puede que necesitemos una llave inglesa o un destornillador para abrir la llave del radiador. Conforme la abramos, veremos cómo comienza a salir aire de un olor desagradable y puede que un poco de agua, aunque no de forma constante.

Cerrar la llave

Conforme pase el tiempo, con la llave abierta, verás que el agua que cae al vaso lo hace de manera más fluida. Cuando dicho flujo sea constante, significará que ya no queda aire dentro del radiador y que es el momento de cerrar la llave, girándola en el sentido opuesto al de apertura.

cerrar llave radiador purga

5. Repetir el proceso con todos los radiadores

El proceso con el resto de los radiadores es exactamente el mismo que hemos acabado de detallar. ¡Acuérdate de hacerlo en el sentido del circuito de la calefacción!

6. Comprobar la presión de la caldera

Normalmente, cuando se termina de purgar los radiadores, la presión de la caldera suele descender. Una vez terminado el proceso y, para comprobar que está todo en orden, deberemos de revisar la presión de la caldera, la cual se tiene que encontrar entre 1 y 1,5 bares.

revisar caldera purgar radiador

¿Por qué hay que purgar los radiadores?

Como ya hemos comentado, si es necesario purgar los radiadores es porque no calientan de forma adecuada. Esto hace no solo que no consigas calentar la casa como a ti te gustaría, sino que obligas a la caldera a trabajar más de la cuenta. Las consecuencias pueden repercutir directamente a tu bolsillo.

Al obligar a tu caldera a trabajar más, consumirás más energía, por lo que la factura del gas será mayor. Más aún, si tu caldera trabaja a marchas forzadas durante mucho tiempo, como los meses de más frío, es mucho más probable que se estropee antes de tiempo y tengas que repararla o sustituirla, ¡así que mucho cuidado!

Si después de purgar los radiadores, ves que se siguen sin calentar como deberían, lo mejor es que contacte con nuestro servicio de asistencia técnica de calderas, ya que trabajamos para las principales marcas de calderas.

Entradas recientes

Deja un Comentario

Contáctanos

Puedes enviarnos un email y te responderemos lo más rápido posible.

Centro de preferencias de privacidad

Cookies de sesión

Se usan para almacenar tu nombre, correo, IP y demás datos que dejas en los formularios de comentarios, contacto y acceso.

auth_key,secure_auth_key,logged_in_key,nonce_key,comment_author, comment_author_email, comment_author_url,rated,gdpr,et_editor,gawdp

Analytics

Usamos cookies externas en las que se almacenan tus usos de navegación, si ya estás suscrito al boletín y los elementos compartidos en redes sociales.

_ga,_gid,_gat_UA-108260718-1

Cookies externas

Usamos cookies externas en las que se almacenan tus usos de navegación, si ya estás suscrito al boletín y los elementos compartidos en redes sociales.

PREF, VISITOR_INFO1_LIVE, YSC, NID, YSC, _gid, ga, LD_T, LD_U, LD_R, LD_S

Averías típicas de tu caldera