La importancia de la presión del agua de las calderas

 en Servicio Técnico

Revisar la presión del agua es una de las cosas más importante en cuanto al mantenimiento de nuestra caldera. Si tu caldera ha dejado de funcionar y no sabes por qué puede ser, una de las cosas que debes hacer es comprobar es la presión del agua.

En este post, os hablamos de cómo puede afectar la presión del agua a tu caldera y de cómo detectar averías relacionadas con la presión.

Los cambios en la presión del agua de la caldera pueden deberse a muchos factores, como por ejemplo una instalación incorrecta de la presión del agua o incluso por fallos en el suministro.

También puede bajar la presión del agua cuando purgamos los radiadores de casa, por eso es necesario revisar la presión una vez hemos acabado. Para descubrir cuál es el problema de tu caldera, debes tener en cuenta los aspectos que os detallamos a continuación.

¿Cómo se mide la presión del agua de las calderas?

Aunque esto pueda parecer algo complejo, no lo es; ya que la propia caldera dispone de un manómetro que mide la presión. ¡Pero cuidado! Esto puede cambiar a lo largo del día, dependiendo del uso que se hace de la caldera. Para  conocer la presión del agua de la caldera habitual, es recomendable mirarla cuando la bomba está parada y en frío.

Para que la caldera funcione correctamente debería tener una presión de carga entre 1 y 1,5 bares. En el caso de que se encuentre por encima o por debajo de este baremo, pueden ocurrir dos tipos de averías.

Si la presión del agua de la caldera es baja, la caldera se bloquea como medida de seguridad evitando así que la avería sea más costosa. Para restablecer la presión normal, puedes consultar el manual de la caldera. Normalmente se soluciona abriendo la llave hasta alcanzar la presión adecuada y cerrándola posteriormente.

En caso contrario, si nos marca que la presión del agua de la caldera es alta, puede deberse a varios factores. Las sobrepresiones pueden ser causadas por unas llaves de carga mal cerradas o en mal estado.

Lo que ocurre principalmente cuando sube la presión del agua de la caldera es que el vaso de expansión de calefacción de la caldera, no es capaz de absorber el aumento de la presión. Esto provoca que la válvula de seguridad se abra para liberar presión.

Estas averías se pueden prevenir realizando revisiones periódicas de la caldera y comprobando la presión del agua. La importancia de comprobar la presión del agua en la caldera es algo que debemos tener en cuenta siempre.

¡Recuerda! Antes de realizar ninguna acción sobre tu caldera, debes leer el manual de instrucciones donde se indica cómo se debe hacer este tipo de comprobaciones. Aunque la mejor opción siempre es contactar con un servicio técnico de calderas y que lo haga un profesional. Estas personas están capacitadas para diagnosticar el problema correctamente y pueden ofrecernos repuestos originales, ahorrándonos dinero en averías más grandes a largo plazo.

Entradas recientes

Deja un Comentario

cinco × tres =

Contáctanos

Puedes enviarnos un email y te responderemos lo más rápido posible.

averia reparacion aire acondicionadoformacion aerotermia vaillant