¿Por qué el Radiador no Calienta lo Suficiente?

 en calefacción, Hogar

Un radiador que no calienta no sirve de nada. Parece una obviedad, pero a veces no caemos en la cuenta de lo importante que cada radiador caliente como debiera.

Cuando enchufamos la calefacción, puede que la casa no se caliente lo suficiente o que no seamos conscientes de que está enchufada más tiempo de lo que debería. Es muy difícil saber, sin más, si una superficie concreta debería de haberse calentado en un tiempo determinado o no, ¿verdad?

Sin embargo, hay ciertos síntomas que deberían de ponernos alerta.

Por ejemplo, que una habitación esté a una temperatura adecuada y otra siempre esté más fría. Entonces, está claro que algo falla. Como consejo, siempre os recomendamos que la primera vez que pongas la calefacción, tras los meses de verano y otoño, verifiques perfectamente si calientan todos los radiadores.

Causas de que un Radiador No Calientan el Hogar

Ahora, vamos a ver una serie de causas por las que puede que tus radiadores no calienten lo suficiente. En este caso, puede que la solución sea sencilla, pero también puede que se trate de una avería o de que sea necesario cambiar el propio radiador.

causas radiador no calienta

Si necesitas ayuda, recuerda que en JMM tenemos una amplia experiencia en el cambio e instalación de radiadores.

A veces, puede que el radiador no caliente absolutamente nada, puede que caliente un poco o puede que no caliente en su zona inferior. Para cada uno de los casos, vamos a cuál es el problema y qué es lo que debemos hacer para solucionarlo, ¡así de sencillo!

El Radiador tiene Aire

Con el paso del tiempo, es muy habitual que se formen pequeñas burbujas de aire, dentro de los conductos de los radiadores. En definitiva, hay agua dentro del radiador y, como la temperatura se transmite por la circulación de agua caliente, pierde eficacia.
Se trata de una de las causas más comunes que, por fortuna, tienen una fácil solución. Hablamos de purgar los radiadores, quitándole el aire que hay en su interior. Es recomendable ver si es necesario realizar este proceso, antes de que empecemos a utilizar con frecuencia la calefacción.

Hay una serie pasos para purgar los radiadores, de forma efectiva. En este artículo, os hablamos de cómo realizar este purgado, explicado paso a paso.

Llave o Detentor Cerrado

Otra causa de fácil solución está en la llave del radiador, situada en la parte superior. Puede que la calefacción, en un momento dado, haya estado “demasiado fuerte”, como puede suceder con los sistemas de calefacción central, por ejemplo. Entonces, giramos la llave para cerrarlo y no “achicharrarnos”. Ahora bien, puede que luego nos olvidemos de volver a abrirla. Un despiste fácil de solventar.

llave radiador no funciona

Si la llave está abierta, otro posible problema lo tenemos en el detentor. Se trata de otra llave que, en este caso, está en la parte inferior del radiador, y que se encarga de graduar el caudal de agua, por lo que también nos puede ayudar a paliar ciertos desequilibrios de temperatura entre radiadores.

El detentor suele estar compuesto por un tapón, el cual hay que quitar, y abrirla por medio de una llave de tipo allen. El hecho de que no esté abierto lo suficiente el detentor es una de las principales razones de que el radiador no se caliente por la zona inferior.

Obstrucción en el circuito

En otras ocasiones, podemos encontrar que un radiador, en concreto, no calienta lo suficiente, o que desde un radiador, siguiendo el circuito, el resto de radiadores no están calentando. Esto es bastante habitual en los sistemas monotubo, sobre todo al hablar del último o los últimos radiadores del circuito.

obstruccion radiador no calienta

Cuando hablamos de una casa con varias plantas, este problema puede residir en los radiadores de la última planta. Si hablamos de este último caso, primero hay que revisar las llaves de paso y verificar que estén todas abiertas.

Si están todas las llaves de paso abiertas, es posible que haya una obstrucción, dentro del circuito. Para terminar de verificarlo, lo mejor es cerrar todos radiadores salvo el que está frío, enchufar la caldera con una presión entre 1 y 1,5 bar. e intentar purgarlo. En caso de que tampoco se solucione, hablamos de una obstrucción, por lo que lo mejor es que un profesional revise el circuito.

Como puedes ver, hay diversas causas por las que un radiador no calienta lo suficiente, ¡o directamente no calienta absolutamente nada! Ahora bien, ya ves que muchas veces, la solución pasa por nuestras propias manos.

Entradas recientes

Deja un Comentario

doce − 2 =

Contáctanos

Puedes enviarnos un email y te responderemos lo más rápido posible.

proyecto vivienda ecologicamarcas calderas