Temperatura adecuada de la Calefacción

 en calefacción

Desde hace unas semanas, puede que, en ciertos momentos, hayas necesitado poner la calefacción.  Si todavía no es así, recuerda que es necesario hacer “una puesta a punto” antes.

En este sentido, os recordamos que una de las revisiones previas a enchufar la calefacción es la de revisar los radiadores y, en caso de ser necesario, purgarlos. En este artículo, os enseñamos cómo purgar los radiadores.

Una vez revisada que la calefacción se encuentra en perfectas condiciones, hay que tener en cuenta una serie de cuestiones, para poder estar a gusto. Una de las preguntas más frecuentes, a este respecto, es: ¿a qué temperatura debe de estar la calefacción en el hogar?

Al igual que sucede con la temperatura del aire acondicionado, hay veces que tendemos a exagerar y ponemos a trabajar al equipo “al máximo”, pero la realidad es que la temperatura real que necesitamos, para nuestro bienestar, es mucho menor de lo que pueda parecer.

La Temperatura ideal de la calefacción en invierno

Cada persona es un mundo y, en cuestión de ser más frioleros o calurosos, mucho más. Por ello, se puede establecer una temperatura orientativa sobre cómo estar a una temperatura adecuada en nuestro hogar, ¡pero no tiene porque ser una verdad absoluta!

¿Y cuál es esa temperatura de referencia en el hogar? Según el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE), la temperatura diurna ideal para estar en casa se sitúa entre los 19º y los 21º. En principio, esta horquilla ya implica que puedes desenvolverte en tu hogar, con la ropa que llevas habitualmente en estas fechas.

temperatura adecuada calefaccion

Por lo tanto, el objetivo, con el sistema de climatización que poseas, es alcanzar esta temperatura. Ahora bien, ¿qué hay de la temperatura que debe de tener un hogar, durante la noche, para que se garantice el bienestar? La temperatura nocturna perfecta es menor, como es evidente. En este caso, varía entre los 15º y los 17º, ¡ya se sabe que hay que dormir abrigado!

¿Por qué mantener esa temperatura durante el invierno?

Una temperatura, entre los 19º y los 21º, garantiza el bienestar. Si eres una persona friolera y te parece poco, debes de saber que un aumento de la temperatura y del trabajo del equipo de calefacción puede ser contraproducente. ¿Por qué? Dependiendo del equipo y del aumento de temperatura, puede acarrear diferentes problemas, ¡para la propia salud!

Problemas (para la salud) de aumentar la temperatura de la calefacción

Así, si disponemos de bomba de calor, el uso continuado de una bomba de calor, al mover el aire, puede contribuir a empeorar el estado de personas que padezcan problemas respiratorios o alérgicos.

Esto se debe a que la corriente de aire mueve todo tipo de partículas, incluyendo microorganismos, ácaros, polen o polvo. Para que esto no suceda, recuerda que es clave un mantenimiento óptimo del equipo, limpiando los filtros y desinfectando la bomba.

Por otro lado, hay que tener en cuenta que el aumento de la temperatura de la calefacción puede implicar otra serie de problemas.

Así, este aumento puede hacer que se produzca una mayor sequedad del ambiente y, por lo tanto, de nuestro sistema respiratorio, fomentando las infecciones respiratorias o la aparición de catarros. Esto se debe a que, con la sequedad, la producción de mucosa se bloque y facilita la proliferación de microorganismos.

De la misma forma, puede hacer que padezcamos más dolores de cabeza o que nuestro sistema inmunitario se vea debilitado. Viendo todos estos problemas que puede generar, ya ves que estar, en invierno, como si estuviéramos en el Caribe, ¡nos puede pasar factura!

¿Cuánto se puede ahorrar con la temperatura de la calefacción?

Otra de las razones, por las cuales incrementar la temperatura del hogar, puede ser contraproducente, es porque nos puede salir más caro, ¿pero cuánto?

Hay muchos factores que determinan el coste en calefacción, como bien sabréis. Depende de la superficie del hogar, de las horas de uso, de la antigüedad del propio equipo de calefacción o de los sistemas de aislamiento de tu hogar.

ahorrar temperatura calefaccion

Este último punto es especialmente relevante, puesto que implica que nuestro equipo de calefacción tenga que trabajar más para conseguir el mismo resultado. El correcto aislamiento de ventanas, en este sentido, juega un papel fundamental.

Si nos centramos en el consumo de calefacción, el gasto medio de los hogares se estima que ronda entre los 300€ y los 1000€, durante los meses de invierno.

Pues bien, cada grado adicional puede implicar un incremento del 10% en la factura de gas. Para que nos hagamos una idea, si tenemos un consumo de 500€ por calentar una casa de 110 metros cuadrados, manteniendo la temperatura del hogar a 21º, un incremento a 23º podría suponer una factura de 600€, para el mismo período de tiempo. No está mal el incremento de la factura, ¿verdad?

Además del gasto que puede suponer un incremento de la temperatura de calefacción, el ahorro energético es otra de las preocupaciones de muchas personas, ¡cada vez de más! La concienciación medioambiental es mayor.

De la misma forma, si hablamos de un sistema de calefacción por gas, la antigüedad de una caldera  puede ser fundamental. En este artículo, os hablamos de cómo reducir el gasto de calefacción, gracias a una nueva caldera de gas.

Recuerda que, si estás buscando una nueva instalación, en JMM nos encargamos de instalación de calderas de gas, ¡consúltanos!

Entradas recientes

Deja un Comentario

5 × tres =

Contáctanos

Puedes enviarnos un email y te responderemos lo más rápido posible.

como purgar radiadoresproblemas radiador no calienta