Potencia adecuada de un aire acondicionado

 en Aire Acondicionado

Es una de las preguntas que más nos preguntan, a la hora de cambiar o instalar un aire acondicionado: ¿será suficientemente potente? De nada nos vale un aire acondicionado que tarda mucho en conseguir la temperatura adecuada de nuestro hogar, cuando el calor aprieta, o que tiene un coste eléctrico excesivo, debido a su rendimiento.

Como bien sabemos, en nuestra ciudad, al igual que en la mayor parte de nuestro país, es habitual que, en los meses de verano, se lleguen a alcanzar temperaturas de hasta 40º C, por lo que contar con un aire acondicionado adecuado es casi una obligación.

Por eso, en este artículo nos queremos centrar en un aspecto de gran relevancia, como es la potencia del aire acondicionado. Así, os vamos a ayudar a que sepáis la potencia que debería de tener vuestro equipo de aire acondicionado, en función de la superficie de vuestro hogar o habitáculos.

Recuerda que, en JMM, estamos especializados en la instalación de aire acondicionado. Si quieres que te aconsejemos sobre una nueva instalación en tu hogar, ¡consúltanos!

La elección del aire acondicionado, más allá de su potencia

Puede que, a la hora de elegir un aire acondicionado, simplemente pienses en que es mejor escoger el que tenga más potencia. Mejor que sobre, que no que falte, ¿no? Pues bien, tampoco es conveniente pasarse porque sí.

Un aire acondicionado con más potencia que la que realmente necesita para un habitáculo concreto generará un consumo eléctrico excesivo. Por eso, además de seleccionar el aire acondicionado adecuado, en cuanto a su potencia, también es necesario que sean equipos de gran eficiencia, con una calificación A+ o superior.

De la misma forma y, para conseguir la máxima eficiencia del equipo, os aconsejamos que adquiráis un aire acondicionado con tecnología Inverter. Hablamos de equipos que regulan la velocidad del compresor para trabajar, a bajo consumo, con el objetivo de mantener la temperatura deseada, una vez se ha alcanzado. Así, reacciona previamente a las alteraciones de temperatura, dentro de la estancia.

Factores que determinan la potencia adecuada de un aire acondicionado

Lo primero de todo, vamos a ver los diferentes factores que inciden en la potencia necesaria de un aire acondicionado en cada hogar.

El principal factor reside, obviamente, en las dimensiones de la casa o del habitáculo, en particular. Por norma general, viene determinado por la superficie de la estancia. Es algo lógico, cuánta mayor superficie de la estancia, mayor potencia requerirá el equipo de climatización. En un segundo término, podría ser importante el volumen de la estancia, siempre y cuando la estancia tenga una altura del techo muy superior a la convencional.

Además de la superficie, otros factores a determinar deben de tener en cuenta la temperatura que es esperable alcanzar en la ciudad o región, en los meses más calurosos, así como la humedad del ambiente. Otros factores, referentes a la vivienda, se ciñen a la orientación de la vivienda, el tamaño de las ventanas y puertas o el aislamiento del edificio.

Calcular la potencia de un aire acondicionado

Ahora que ya hemos visto que la superficie es el factor más importante para determinar la potencia adecuada de un equipo de aire acondicionado, vamos a ver cómo se calcularía su óptimo uso.

La relación entre superficie y refrigeración es muy fácil de calcular. Para ello, la medida a utilizar es la de las frigorías. Así, 100 frigorías son las necesarias para enfriar 1 metro cuadrado. Por lo tanto, enfriar una estancia de 20 metros cuadrados implicaría el uso de 2.000 frigorías.

¿Y cómo saberlo en función de Watios? La unidad de referencia, en cuanto a la potencia son los watios (W). Cada frigoría son 0,86 watios.

Con estos datos, ya deberíamos de hacernos una idea de lo que realmente necesitamos. Pero lo vamos a ver en un ejemplo.

Pongamos el caso una vivienda de 70m2 y queremos implantar un sistema de climatización para todo el hogar: ¿qué potencia del aire acondicionado necesitaríamos? Determinado por la superficie. Si hablamos de frigorías, se trataría de un equipo que pudiera rendir a 7.000 frigorías/hora. Si hablamos de Watios, se trataría de 8,2 Kw/hora.

Si nos centramos únicamente en una habitación, como podría ser un salón, y de un equipo de Split, las cuentas son también muy sencillas. Si el salón fuera, por ejemplo, de 28 m2, se necesitaría un equipo de 2.800 frigorías/hora o en su defecto de 3,25 Kw/hora.

Como puedes ver, puede resultar muy sencillo calcular la potencia necesaria para un equipo de aire acondicionado. Si tienes alguna duda, ¡no dudes en consultarnos!

 

Entradas recientes

Deja un Comentario

1 × cuatro =

Contáctanos

Puedes enviarnos un email y te responderemos lo más rápido posible.

problemas averias aire acondicionado